Coordinadoras de los centros comunitarios

Coordinadoras de los centros comunitarios
Coordinadoras de los centros comunitarios
Compartir

Retomamos la presencialidad con compañeras y compañeros de los equipos de coordinación de los centros comunitarios integrantes de la Red Andando.

Tuvimos dos momentos para encontrarnos, mirarnos desde hoy a unos años atrás.

Nos animamos a re prensarnos, a aprender de otras formas de animar, coordinar.

Darnos cuenta de lo que necesitamos hacia los tiempos que vienen. ¿Cómo queremos y con quiénes crecer, reinventarnos?

¿Qué necesitamos para el rol que requieren estos tiempos que estamos inaugurando?

Con la certeza de que tenemos equipos y centros donde hacer pie y que hay reflexiones que nos dan pistas, nos ANIMAMOS a patear el tablero y dejar algunas ideas que no den fuerza para seguir en pos pandemia.

Rotaciones necesarias.

Otros formatos con más posibilidades de crecimiento.

Intereses diferentes que aportan a otras formas de formar y formarse.

Áreas de interés.

Poder más repartido hacen más horizontales los acuerdos.

Documentar procesos.

Autonomías que garanticen el crecimiento personal y colectivo.

Ponernos en tarea.

Ensayar otros recorridos posibles.

Como nos reinventamos en pandemia en los centros comunitarios

Celebramos la vida, los cuidados, lo aprendido y lo trabajado colectivamente.

Nos detuvimos en sufrimientos, angustias, con los modos particulares de vivirlos.

Celebramos lo que “remamos”, también la valoración las reinvenciones de tantas compañeras, otras formas de coordinar.

Recuperamos el barrio, el entramado con otros y otras que no traen sus chicos y chicas al centro.

Construimos, sobre la confianza ganada en tantos años, lo tejido entre nosotras y con otros, la certeza que teníamos que dar respuesta y estar.

Fuimos parte y estuvimos en espacios de formación de otros grupos, acompañando, sintiendo y viendo cómo daban nuevas respuestas a la coyuntura impensada de la pandemia.

Momentos diversos de los equipos, lo que algunas estrenaban, otras desandaban, o volvían a intentar.

¿Qué formas organizativas nos podemos dar para los tiempos que estamos por vivir?

¡Tenemos la libertad de reinventarnos en cada espacio y entre nosotras!


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *