Las niñas y la revolución feminista

Las niñas y la revolución feminista
Compartir

Ellas son la medida de todas las cosas. La forma en que tratamos a las niñas son el mejor indicador para evaluar si un país es democrático, y si sus líderes gobiernan en contra o a favor de la gente. La inmensa mayoría de los gobiernos del mundo son incapaces de garantizar los derechos humanos de las niñas más pobres, porque al poder no le interesa acabar con la pobreza.

Ellas sufren más hambre y la desnutrición que los niños, sufren más el analfabetismo, trabajan millones de horas dentro y fuera de sus casas en condiciones de semiesclavitud, les cortan los genitales, las casan con viejos, sufren violaciones en sus casas, mueren más en los partos que las mujeres adultas, son obligadas a ser madres y a renunciar a su infancia, sufren más accidentes mortales en sus hogares, las usan para hacer intercambios comerciales entre familias, las prostituyen cuando no hay para comer, las secuestran y las esclavizan los traficantes de niñas para uso sexual o reproductivo, y en países como China o India su nacimiento es una desgracia, por eso las matan más que a los niños.

Ellas no sufren sólo la violencia del capitalismo, también el patriarcado con su misoginia, racismo, xenofobia, el odio a la infancia, y el odio a los pobres: en ellas se concentra toda la violencia del mundo, sus cuerpos son atravesados por todo el odio del mundo. Para entender nuestro tiempo presente, hay que fijarse en cómo tratamos a los seres humanos más indefensos y vulnerables, y cómo trabajamos para conseguir derechos humanos para todas ellas sin excepción.

Hay que empezar por su derecho a vivir una vida libre de violencia, seguir por el derecho a techo, a la salud y la educación, su derecho a no trabajar y a ser niñas, su derecho a no sufrir la tortura de ser madres en la infancia, su derecho al placer y la alegría, y su derecho a recibir afecto y buenos tratos de su tribu, de su comunidad, y de la sociedad entera. Ellas son el motivo más importante para luchar por un mundo mejor, ellas son el principal sujeto del feminismo y de la revolución feminista

#DerechosDeLasNiñas #StopMutilaciónGenital #StopMaltratoInfantil #StopViolenciaMachista #StopAbusoInfantil
#PatriarcadoCriminal #NiñasNoEsclavas #NiñasNoMadres #StopPobreza #Feminismo #DerechosSexualesYReproductivos

 

por Coral Herrera Gómez


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *